TPV-Hostelería-SoftwareTPV-Ticksy-web-sin-comisiones

Delivery sin comisiones: recibe pedidos en tu propia web.

Si tienes un restaurante o negocio de hostelería, una web es un gran escaparate para aumentar ventas. Utilizando este canal propio, puedes ir poco a poco trabajando en un delivery más independiente, menos vinculado a las plataformas externas. ¿Qué necesitas tener claro para poder vender online? ¿Cuáles son las ventajas? ¿Es posible vincular los pedidos de mi web a mi software TPV?

Menos comisiones. Más control de tu negocio.

Evoluciona hacia un reparto a domicilio más independiente.

Cuando arrancas el reparto a domicilio en tu restaurante, es interesante apoyarse en plataformas potentes especializadas en delivery como Uber, Deliveroo o Glovo. Sin embargo, son muchos los gerentes de negocios de hostelería que encuentran abusivas las comisiones que deben abonar por externalizar algunos servicios del reparto. Dependiendo de las características del negocio, existe un número de pedidos a partir del cual empieza a ser rentable pensar en otras opciones. Nos referimos a “independizar” el delivery, hacerlo sólo tuyo. Con la puesta en marcha de una web propia, puedes recibir y gestionar todos los pedidos tú mismo, sin intermediarios ni comisiones. Si aún no te has planteado esta opción, te recomendamos conocer estos 10 motivos por los que tener una web en tu negocio de hostelería.

Reduce comisiones.

Si bien es cierto que tener una web propia requiere de una inversión inicial, es un gasto controlado y concreto, que varía además en función de la densidad de la web que necesites para tu negocio. En este sentido es interesante que sepas que existen páginas webs muy sencillas, tipo landing pages, en las que, de un sólo vistazo el cliente puede ver todos tus productos y realizar un pedido en cuestión de segundos. Invertir en una web es una paso hacia transformar tu servicio de delivery en un área de negocio propia y controlada. ¡ Los pedidos que llegan desde la web no tienen ninguna comisión, porque la web es 100% tuya!

Aumenta tus márgenes.

La disminución de comisiones a terceros y  costes operativos que exigen las plataformas , hacen que invertir en un sitio web sea una forma de aumentar tu margen efectivo a medio/largo plazo. Trabajar en el delivery propio es no dejar tu negocio en manos de nadie más, que tu negocio sea sólo tuyo. La inversión en una web es un gasto recuperable con el tiempo, mientras que depender 100% de las plataformas externas tienen como consecuencia gastos constantes irrecuperables.

Recibe los pedidos directamente en tu programa TPV.

Si tienes una app para delivery o un software TPV especializado en hostelería con posibilidad de vinculación web, tienes una gran ventaja. Sincronizar los pedidos que llegan desde tu web con tu programa TPV te hará ganar mucha agilidad en la gestión de tareas. Por ejemplo, con Ticksy, ves en pantalla los pedidos que tienes pendientes para el día de hoy, y además, pedidos a futuro. Estos pedidos, en la mayoría de los casos, ya llegan pagados, con lo que ahorras ese paso. Puedes ver los datos del cliente, las anotaciones así como toda la información necesaria para realizar un reparto eficiente. Tienes todo lo que necesitas en una única pantalla o tablet. La web además, puedes utilizarla a modo de carta digital… ¡desde la que puedes recibir pedidos!

Haz marca y fideliza clientes.

Con el uso de tu propia web para delivery, potencias este canal propio de ventas al mismo tiempo que ofreces a tus clientes un lugar digital único en el que pueden realizar su pedido de una forma cómoda y funcional. Es una forma de fidelizar clientes. Con el uso de ofertas y promociones exclusivas en web, (que puedes publicitar utilizando el increíble alcance de las redes sociales) puedes ir habituando a tus clientes más fieles a que pidan su comida mediante tu web. Tener un espacio digital con una imagen moderna y actual hace que tu negocio sea más atractivo y por lo tanto, que tenga más posibilidades de ventas. ¡Tu web también genera identidad de marca!